ACTUALIDAD  8 de abril de 2015

30 mil médicos denuncian por el uso de los agrotóxicos

En el día Mundial de la Salud 30.000 médicos denunciaron la existencia de MUERTES, MALFORMACIONES Y DISCAPACIDADES POR EL USO DE GLIFOSATO Y OTROS AGROTÓXICOS EN NUESTRA PLANTACIONES ARGENTINAS …Goya es una de las ciudades que sufre esta realidad…

El Foro “Infancia Robada” de Goya afirma que el modelo de AGRONEGOCIOS QUE PRODUJERON LAS MUERTES de Nicólás Arévalo y José Rivero niños de la localidad de Puerto Viejo (Lavalle)víctimas de los agrotóxicos hoy denunciados , tiene un gran poder de Intereses Económicos ,Políticos y Sociales.

El silencio y la indiferencia nos lleva nuevamente a publicar nuestro gran interrogante. 

¿HAY DENEGACIÓN DE JUSTICIA?

Al hacer un balance objetivo y criterioso acerca del desempeño que nuestra justicia penal local y provincial nos brinda día a día, siempre parándonos al lado de y en el acompañamiento permanente a las víctimas de delitos, recordando que los Sres. Fiscales también son parte trascendental de todas las causas penales.

Y decimos esto, porque últimamente algunas causas penales han comenzado a prescribir, sin llegar a obtener la denuncia penal ningún pronunciamiento útil para las víctimas de delitos.

Seguramente por la trascendencia y connotación que tuvo el caso, lo más indignante es que en abril de 2016, prescribirá la causa de Apelación que presentó la defensa de los imputados por la muerte del niño de cuatro años de edad, SANTIAGO NICOLÁS ARÉVALO, quien perdió la vida debido a la irresponsabilidad de los horticultores RICARDO NICOLÁS PRIETO y PEDRO PASCUAL PRIETO, ambos son hijo y padre, respectivamente, de la localidad de Lavalle. Esta causa morirá sin duda igual que lo hizo SANTIAGO NICOLÁS, y sin llegar el aparato judicial a condenar o absolver a él o los responsables de la muerte de un niño humilde e indefenso. ¡Qué injusticia!

Infancia Robada,apeló al Superior tribunal de Justicia la causa de José Rivero que fuera Juzgada “ Sin Pruebas por falta de Mérito”…

En abril de este año prescribió la causa de la niña Celeste Estevez también de Lavalle quien quedó afectada y lesionada por la insuficiencia hepática que le produjera el agrotóxico.
Algunos podrán decir que las leyes no son funcionales a las necesidades de la sociedad; otros dirán que la Justicia y la Fiscalía se mantienen estáticas en estos casos, pese al enorme gasto que le cuesta a la sociedad mantener a las instituciones públicas. Mientras tanto, mientras esperamos que las leyes se modifiquen, o que la sana crítica de los jueces sean funcionales al clamor de la sociedad, podemos reflexionar diciendo, que de permitirse seguir con este tipo de criterio arribado en las causas citadas anteriormente, resultaría mejor acaso hasta no denunciar los delitos que conllevan una pena menor, pues hiere y ofende en mayor medida a la víctima y sus familiares este tipo de respuesta indolente por parte de quienes deben impartir justicia, que la propia actitud ruin de los victimarios.

Podemos decir sin dudas que cuando se trata de hacer justicia PARA UN POBRE FRENTE A UN RICO :El pobre queda sin justicia… 
En suma, y de acuerdo con lo vivenciado diariamente, no caben dudas de que el órgano judicial penal es un sistema garantista, que otorga mayor privilegio y credibilidad a las pruebas y dichos vertidos por los imputados que a aquellas rendidas por los menores víctimas de delitos ante profesionales de la salud mental y/o familiares de aquéllos. Para colmo, los imputados cuentan con un “aliado” incondicional: LA PRESCRIPCIÓN DE LA ACCIÓN dado el transcurso del tiempo, sin que el órgano judicial alcance su efectiva vigencia en el resultado positivo de las decisiones que la Constitución Nacional le ha encomendado.


Por Infancia Robada
Hna. Martha Pelloni
DNI 4091820

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »