ACTUALIDAD  30 de mayo de 2015

Día Nacional de la Donación de Órganos y Tejidos

Campaña de concientización para la donación de órganos.

 

El 30 de mayo se celebra en Argentina el Día Nacional de la Donación de Órganos y Tejidos. Al igual que en años anteriores, desde el Incucai, se convoca a toda la comunidad a participar en las distintas actividades planteadas a fin de lograr una concientización de la importancia de “donar órganos”.

Desde 1998, el 30 de mayo se celebra el Día Nacional de la Donación de Órganos. La fecha ha sido instituida en conmemoración al nacimiento del hijo de la primera mujer trasplantada hepática en un hospital público de Argentina. Este hecho es tomado para simbolizar la posibilidad de dar vida tras haber recibido un trasplante.

La donación de órganos permite no sólo salvar seres humanos o mejorar su calidad de vida, sino también dar continuidad al ciclo vital.

Por este motivo, el 30 de mayo se presenta como una oportunidad para estimular la conciencia sobre el valor de la donación de órganos y tejidos para trasplante y reflexionar acerca de un problema de salud que afecta a numerosos ciudadanos de nuestro país.

La concreción del trasplante es posible gracias a la participación de la sociedad representada en el acto de donar, a la intervención de los establecimientos hospitalarios y a los organismos provinciales de procuración pertenecientes al sistema sanitario argentino.

Dentro de los objetivos del Incucai se encuentran:

Disminuir las listas de espera de órganos y tejidos, aumentando la procuración, ablación e implante de órganos y tejidos.

Promocionar y difundir la donación de órganos y tejidos.

Habilitar y supervisar tanto centros de diálisis como centros de trasplantes.

Hacer frente a los trasplantes para pacientes que se encuentran a cargo del Estado, entregar la medicación inmunosupresora y hacerse cargo de los estudios de control post-trasplante.

     ¿Quiénes pueden donar?

·        Cualquier persona capaz a partir de los 18 años puede asentar su voluntad.

·        De no existir manifestación expresa, la ley presume que la persona es donante.

·        La voluntad se expresa con el documento, firmando un acta de expresión.

·        La expresión de voluntad siempre puede ser revocada por el manifestante.

·        Es personal, no puede ser cambiada por ninguna persona después la muerte.

·        El registro de la expresión de voluntad puede consultarse en el sitio del Incucai.

 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »