En estos días, la comuna de Posadas, a través de la Secretaría de Salud, el Imusa, el Tribunal de Faltas y las asociaciones protectoras de animales trabajan en la reglamentación de la normativa aprobada en diciembre del año pasado y que impone el pago de 600 a 900 unidades fiscales (por cada unidad se entiende que es el equivalente al valor de un litro de la nafta super, 16 pesos promedio) lo cual supone que se tratarían de multas onerosas de entre 10 mil pesos y 15 mil pesos. O bien, la realización de tareas comunitarias (en caso de insolvencia) son las que aplicará la Justicia local en causas de maltrato animal.

"Habíamos pensado en la posibilidad de la creación de una linea 0800, para que se canalicen las denuncias en forma gratuita de los casos. La idea es que quienes den ese paso lo hagan sabiendo que deben estar comprometidos, no va a ser un llamado anónimo solamente, tendrán que presentar pruebas y también estar dispuestos a declarar en la causa que se abra. Obviamente no se va a actuar sin pruebas fehacientes de maltrato o violencia contra los animales, los denunciantes tendrán que ser personas comprometidas que acerquen fotos o videos que demuestren del estado de los animales y después estén dispuestos a presentarse a declarar en la causa”, detalló Vanesa Florentín de la protectora El Refugio de los Animales, organización que luchó por años para conseguir la aprobación de normativas que vayan en sentido proteccionista de mascotas y animales en general.

Comentó Florentín: “Seguimos trabajando en distintas reuniones con los funcionarios de la Comuna en lo que compete a cómo se va a proceder a la aplicación de la normativa. El marco jurídico ya está dado, ahora apuntamos a lo operativo, en lo que supone a su ejecución, cómo se va a llevar a cabo y quien va a ser responsable de aplicar la ordenanza”.

La normativa contempla además un “castigo ejemplar” para quienes utilicen animales en competiciones, peleas, rituales o actividades similares y que como consecuencia provoque sus muertes.

Por último se prevé también, la creación de un registro local de Asociaciones Protectoras en regla, las cuales, a su vez, deberán cumplimentar (como otro requisito) con el registro municipal de todos los animales que se encuentren bajo su tutela, y si fueran dados en adopción, los datos de quienes serán los nuevos cuidadores responsables.

 

Fuente: El diario de Misiones