22 de julio de 2016

Parque nacional en los Esteros del Iberá.

La creación del Parque Nacional Iberá, significa ceder la jurisdicción ambiental de las tierras de un privado (CLT) al estado nacional, "con beneficios directos para los habitantes de 10 pueblos aledaños", según sostienen fuentes oficiales.

 

Estas tierras, de alrededor de 150.000 hectáreas conformadas como parque nacional, son "claves" en el desarrollo eco-turístico del Iberá porque "contemplan zonas altas que complementan al parque provincial y contienen los accesos públicos por las localidades de Concepción, San Miguel e Ituzaingó", explican oficialistas.

El senador Flinta, ejecutor principal del Plan Maestro del Iberá, dijo que la ley contempla la creación del parque nacional sobre los campos de la Fundación CLT y dos reservas nacionales también sobre propiedades de Tompkins. A su vez afirmó que el parque provincial se mantendrá como hasta ahora, al igual que la reserva provincial del Iberá, donde están los propietarios privados que no van a tener modificaciones en sus actividades ni en sus tierras.

Con la creación del parque nacional se conformará un área protegida pública de 700.000 hectáreas con múltiples accesos para el desarrollo local de todos los municipios que rodean al Iberá.

El legislador dijo que el proyecto de ley, que cuenta con media sanción del senado provincial, ha sido votado por unanimidad y es coherente con lo que expresa la constitución provincial en temas referidos al ambiente y suma enormes beneficios para todos los correntinos.

Flinta subrayó que con la aprobación de esta ley, Corrientes no perderá territorio sino que ganará un parque nacional que será orgullo de la provincia. Sostuvo que el Iberá Integrado será el parque de mayor extensión del país; con un hábitat restaurado, con la mayor biodiversidad y único en reintroducción de especies.

 

El Litoral

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios