Viernes 22 de Enero de 2021

Hoy es Viernes 22 de Enero de 2021 y son las 10:21 "Aprovechen bien el tiempo, porque los días son malos...." (Efesios 5:16)

  • 26º
  • Parcialmente soleado

26°

Clima en La Cruz, Corrientes

2 de noviembre de 2016

C. Pellegrini: El caso de la Ruta 40 fue a la Capital Federal

Se calcula un pago de $100 millones por un pavimento hecho. La empresa que debía pavimentar era Biancalani una de las firmas de Lázaro Báez, empresario kirchnerista.

 

Se calcula un pago de $100 millones por un pavimento hecho. La empresa que debía pavimentar era Biancalani una de las firmas de Lázaro Báez, empresario kirchnerista detenido hace meses, acusado de lavar dinero, a través de la obra pública

La denuncia por el pago de un pavimento de 80 kilómetros sobre la Ruta provincial 40 en el principal acceso a los esteros del Iberá, iniciada el pasado 18 de abril, fue enviada al magistrado Julián Daniel Ercolini. Se debe a que el juez Federal Nº 2 de Corrientes, Juan Carlos Vallejos, se declaró incompe­tente en el expediente que tiene como imputados a Justo Espíndola, director de Via­lidad Provincial; vocal, Mario Marín; Luis Dubrez, titular del área Obras por Contrato y los inspectores de Obras: Broll y Miguel.

El expediente en su parte instructoria debió investigar por qué la empresa Adelmo Biancalani cobró certificados de obra pero nunca siquiera inició los trabajos. Se calcula que por los trabajos no hechos, se abonaron $100 millones que si bien los pagaba el Gobierno nacional era Vialidad provincial el organismo que autorizaba las certificaciones de obras. Biancalani era uno de las firmas de Lázaro Báez, empresario kirchnerista detenido hace meses, acusado de lavar dinero, a través de la obra pública. El último trámite en la parte instructoria de la causa, fue una ins­pección ocular sobre los 80 kilómetros donde tuvo que hacerse el trabajo la realizó el juez Vallejos.

 

 

 

Fuente Diario Norte

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s el primero en escribir uno!