AMBIENTALES  12 de noviembre de 2018

Atropellan a un Gato Montés -Felis geoffroyi-

A escasos metros del Cerro, Ruta Prov. 114, límite de la Reserva Natural "Tres Cerros", un conductor desaprensivo atropella produciendo la muerte de un felino autóctono de la región.

 

Se trata de un Gato Montés (Felis geoffroyi), un felino que puede confundirse con un gato doméstico, sobre todo en los frecuentes casos de melanismo. Mide entre 42 a 66 cm de largo (cabeza y cuerpo) más unos 24 a 36 cm de cola. Su peso de 2 a 6 kg.

El acontecimiento ocurrió hace poco más de una semana, en la Ruta Provincial Nº114 a escaso metros del primer cerro. Cabe destacar que en la zona se halla la Reserva Natural Privada "Tres Cerros", que trata de preservar la vegetación y población animal, muchos de ellos en peligro de extinción.

Más allá del trabajo y esfuerzo de las Fundaciones Habitáts y Desarrollo, y la Amado Bompland, todavía hay mucho trabajo por realizar, entre ellos la concientización y señalización a través de cartelería a fin de que los conductores tengan cuidados y extremen medidas a fin de evitar colisionar a las especies que se hallan protegidas en la reserva.

Rodrigo Cajade, Biólogo de la FaCENA-UNNE, investigador del CONICET y miembro de la Fundación Amado Bonpland (A quién agradecemos su colaboración). En referencia a la noticia publicada sobre el hallazgo de un Margay, nos aclara "que el ejemplar de la foto no corresponde a dicha especie, sino al Gato Montes Felis geoffroyi, especie muy común en el paraje. El ejemplar de la foto ha sido identificado como gato montes por especialistas en felinos del Instituto de Biología Subtropical (IBS) y del CeIBA (Centro de Investigaciones del Bosque Atlántico). Es importante hacer esta corrección para no generar falsas espectativas sobre la especie en el área. Además podemos dar fe de que esta especie no se encuentra registrada en el paraje en nuestros muestreos en ocho años, tampoco aparecieron en cámaras trampas de los investigadores del IBS que realizaron estudios en el paraje".

"Los atropellamientos en el paraje son una preocupación de la Fundación Amado Bonpland y estamos trabajando en el desarrollo de la señalética acorde con los estudios que realizamos y los puntos de atropellamientos identificados, agregó Cajade.

Jorge Álvarez, conocido fotógrafo y naturalista, vienen realizando un trabajo, con cámaras trampa en los bosques de galería del Río uruguay, y otros métodos para lograr conocer la población actual y hábitos de este felino, actividad que lleva adelante por sus propios medios.

El Gato Montés, posee un cuerpo robusto de pelaje corto y áspero. Dorsalmente el fondo es de color bayo o leonado grisáceo, más pálido en los costados, volviéndose casi blanco alrededor de los ojos, el hocico y las partes inferiores. El dorso y los costados presentan pequeñas manchas negras redondeadas o elípticas, que se transforman en bandas transversales en los costados de las patas y en anillos en la cola.

El Gato Montés es de hábitos principalmente crepusculares y nocturnos.

Si bien se adapta a ambientes muy diversos, prefiere sitios arbolados o rocosos y gusta mucho del agua. Es buen trepador y nadador y de día suele descansar oculto en árboles o grietas.

Se alimenta de pequeños mamíferos, aves, reptiles, anfibios y peces.

El área de acción de las hembras es de unos 3,5 km2, mientras que los machos tienen un territorio 3 veces mayor, que marcan con orina y excrementos.

Las hembras del Gato Montés dan a luz generalmente en una cueva o en un hueco luego de una gestación de 74 a 76 días; suelen tener una camada anual de 1 a 4 crías, alcanzando la madurez sexual al año y medio o dos años.

El Gato Montés puede llegar a vivir hasta los 14 o 15 años en estado silvestre y unos 21 años en cautiverio.

 

FelinosdeArgentina.com.ar

 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

nombre

Que pena!hay que hacer campañas y enseñar preservar la fauna del lugar,la gente no tiene conocimientos sobre este tema,son destructores,lamentable.

Responder a este comentario
Escribir un comentario »